Hay héroes de zapatillas [Entrevista a Carolina Silva]

Saber qué nos gusta, entender qué actividades nos da una manera distinta de ver el mundo, es un proceso continuo. Nadie nace sabiendo, más aún, nadie parece nacer sabiendo para qué será bueno, para qué será malo, pero pondrá todo el empeño para poder ser el mejor.

Carolina Silva escribe un libro sobre la identidad. Se sienta, se toma su tiempo y reflexiona en un texto para adolescentes sobre cómo nos definimos. Habla de las presiones, de las que nos imponen de afuera, pero también de las que nos metemos adentro del pecho nosotros.

El texto está destinado principalmente a pre adolescentes y adolescentes, pero la autor dijo a La Semana que si bien ese es el público objetivo “yo pienso el libro para todos, para padres también. Creo que cualquiera lo puede leer”.

Quizás los personajes, y básicamente la narrativa es lo que le da un tono más para adolescentes y no tanto para adultos. Es decir, la novela no es rebuscada desde la forma en la que cuenta, ni por los recursos literarios que usa, está de alguna forma pensada para nuevos lectores.

La identidad es todo para una persona, es básicamente quienes somos. Pero quienes somos no es un hecho que nos pertenezca sólo a nosotros. El libro ahonda justamente en este aspecto: “estamos haciendo esto porque realmente nos gusta, o en realidad es algo que nos impusieron y que nosotros hacemos porque es el gusto de alguien más”, se pregunta Carolina Silva.

“El héroe de las zapatillas”, trae un tema de fondo muy distinto que el último libro publicado para la autora. En “El Regreso de Joaquín”, el eje estaba puesto en un tema común a esta época y es el abuso de las pantallas. Este libro fue primero editado por la propia autora, la calidad de la historia y las cálidas palabras que usó para narrar, los personajes y la verosimilitud del texto, hicieron que “El Regreso de Joaquín”, fuera luego editado por la editorial nacional Fin de Siglo.

Silva tiene ahora un contrato por cinco años con esa editorial. Su primer libro publicado ya tiene segunda edición y según cuenta “me abrió muchas puertas. Sigo yendo a escuelas y colegios a presentarlo”, comentó la autora.

La introducción de las tecnologías en la vida de los niños es un tema que parece estar más vigente ahora, que cuando se publicó “El Regreso de Joaquín”. Silva contó que tiene una segunda parte de este texto, pero que por el momento quedó en un cajón guardado, a la espera de que alguien lo encuentre lo lea y se encante con la historia.

“El Regreso de Joaquín” es un libro para niños, que originalmente se pensó para nueve o 10 años, pero la realidad ha dado con que cada vez más chicos lo leen. “Les digo a las maestras que no es un texto para primeros lectores, pero como se los leen en voz alta, he ido a clases de niños de segundo de escuela”, cuenta Silva, que escribe, pero que también lleva planchado a blanco el uniforme de maestra.

TRAMA Este nuevo libro se aleja de los temas que trataba el anterior. “El héroe de las zapatillas”, trae un niño que mantiene una disputa entre lo que quiere ser y lo que su familia y la sociedad le dictan que sea. Este escenario puede ser común a cualquier edad, pero el plus que tiene esta historia es la edad del protagonista.

Desde hace años se ha instalado el concepto de preadolescencia, una etapa previa a la conflictiva adolescencia. Un momento clave, donde el niño empieza a notar que no es niño, pero tampoco es ya adolescente. Este es el escenario del protagonista, un pibe que no sabe ni qué le gusta, hasta que empieza a describir que lo que hace no es ni de lejos su pasión, por más que se desarrolla en esa actividad muy bien.

La novela tiene un protagonista, que es este niño no sabe bien dónde ubicarse, que hace que tenga una lucha interna que ni entiende. Juega al fútbol, pero quiere bailar. Este es el dilema que parece básico, pero que incluye a todo el escenario de la familia, de los centros educativos y a la vez el que más pesa, el del grupo de pares.

Al personaje del niño se le suma una niña, que por momentos funciona como antagonista y en otros ocasiones ayuda al protagonista. Esta niña es un personaje clave en la novela, que hace una inflexión en la trama y que genera el conflicto.

MACHISMO De costado el libro trata un tema que está más presente en este momento. Silva se toma una historia común, y lo hace recorrer por grande temas. Más allá de hablar sobre la crisis de identidad o de los problemas que puede tener un niño para definir sus gustos, la autora habla de forma literal sobre el machismo.

El padre de este niño viene a encarar una arista de esta sociedad patriarcal, y a la vez sus amigos y amigas niñas, también muestran otra cara del machismo con el que son criados los niños. Silva explica que de alguna manera el personaje del padre es como en extremo la personificación del hombre con doble discurso “está todo bien, pero con mi nene no. Yo quiero que mi hijo patee una pelota hasta que sea viejo”, relata la autora para explicar las características de uno de los antagonistas.

Otro de los antagonistas fuertes que se ven en el libro son sus propios amigos. Los otros chicos no están en la lógica en la que ingresa el protagonista, no se cuestionan sus gustos y parece que están bien, cómodos con lo que hacen.

En la Feria del Libro Infantil y Juvenil -que se realizarás del 31 de mayo al 11 de junio en la Intendencia de Montevideo-, que organiza la Cámara Uruguaya del Libro, será la presentación oficial del texto, pero quién ya quiere meterse en la historia lo puede hacer. A Silva le llegaron los libros la semana pasada, y como le gusta hacer, ella misma saldrá con los textos para contar sus historias por Libertad.

Por Karen Parentelli.


Fuente: http://www.lasemana.com.uy

Wordpress Themes - Wordpress Video Themes - Wordpress Travel Themes - WordPress Restaurant Themes