La necesidad del “perro guardián” – Diario EL PAIS – Montevideo – Uruguay

ANTONIO MERCADER

Son los periodistas una especie en extinción? Esa es la pregunta que procura contestar en su reciente libro el columnista de Búsqueda, Tomás Linn. Un libro cuya lectura resulta inquietante para quienes somos del oficio, pero cuyas conclusiones deberían preocupar también a gobernantes y políticos pues si el periodista profesional se extingue, ¿qué será de la democracia y la libertad en sociedades desinformadas?

Esta es la duda acuciante en la obra de Linn. En su análisis, los medios de comunicación clásicos -prensa, radio, tevé- van siendo reemplazados por las nuevas tecnologías de la información cuyos contenidos son cada vez más “frívolos” y ligeros. Son los medios modernos que atraen a las nuevas generaciones y que amenazan la tarea tradicional de los periodistas, en especial los de prensa. Y sin buenos periodistas, bajo una lluvia de información instantánea de baja calidad, la sociedad corre peligro.

Como agudo columnista político que es, a Linn le interesan los efectos que la eventual decadencia de su profesión pueden tener sobre la función del periodismo como “perro guardián” de la democracia y sus valores. Esa decadencia sugiere la pesadilla de una sociedad embrutecida, que practica una suerte de surf sobre las noticias sin terminar de entenderlas y que pone más atención en los devaneos de la farándula o en los fastos deportivos que en los temas de fondo.

¿Qué pasará cuando esa tendencia sea la ley y predominen los cultores de Internet, Facebook y Twitter en detrimento del público tradicional, por ejemplo el que lee diarios y semanarios? ¿Se hundirá la sociedad en un pantano de mediocridad? ¿Quedará inerme, sin capacidad de respuesta y a merced de sus gobernantes? Son preguntas que este trabajo (titulado con una pregunta: “¿Una especie en extinción?”) de Linn busca responder.

He ahí uno de los méritos de la obra de un periodista habituado a meditar semana a semana sobre temas de actualidad. Con la capacidad de disección con que analiza en Búsqueda los asuntos públicos, Linn cavila sobre el futuro de la prensa y reseña su poco alentadora situación en Uruguay y en el mundo. Aunque una tarea de ese tipo -poco común entre nosotros- parece destinada a hundirse en un amargo pesimismo, asoman en el libro ciertos destellos de ilusión.

Uno de ellos es el caso de The Economist, la revista británica rebosante de publicidad, cuyo tiraje crece a la par de su influencia en los asuntos mundiales. Las fórmulas de su éxito son simples: periodismo de excelencia y extremo rigor profesional. Aunque Linn no lo hace, sería interesante comparar la trayectoria de esa revista con la de otra similar, creada hace ocho décadas con la misma vocación universalista, y que, como tantos otros medios impresos, acaba de cerrar: Newsweek.

Es que el riesgo de extinción planea sobre nuestras cabezas, pero las posibilidades de sobrevivir existen. Si bien es duro competir con los nuevos medios de comunicación, siempre habrá necesidad de información precisa, expuesta en su contexto y acompañada de opiniones capaces de orientar al público. Las nuevas generaciones que hoy parecen tan inapetentes ante ese tipo de servicios (como lo parecía la generación de Linn y de quien esto escribe cuando nos acusaban de vivir embelesados por la tevé) tal vez terminen por acercarse a degustar los buenos productos periodísticos.

La esperanza es lo último que se pierde.


FUENTE: El País Digital

Wordpress Themes - Wordpress Video Themes - Wordpress Travel Themes - WordPress Restaurant Themes