María Inés Silva Vila. El milagro como norma

El milagro como normaQuien se acerque a este libro tendrá la oportunidad de descubrir —o reencontrar— la figura relativamente solitaria y periférica de María Inés Silva Vila, que de esta forma pone fin a una insensata permanencia en el museo de los escritores olvidados.

Convoca escrituras heterogéneas, los distintos lenguajes que practicó la autora, fundamentalmente su ficción narrativa, críticas de teatro, crónicas y testimonios, entrevistas y conferencias, cartas, originales, copias, que junto a otros documentos forman parte de su archivo.

Inapreciable, el testimonio de María Inés sobre la generación del 45 recrea la época de un proyecto cultural extraordinario, dentro del cual se impulsaban vocaciones literarias —a veces se las cohibía—, se fundaban estéticas, se defendían poéticas.

Imágenes y escrituras, perfumes y colores, rumores del pasado, sensaciones. El libro nos concede el privilegio de acompañar el itinerario de una vida, la historia de un aprendizaje, la construcción de una mirada, la consolidación de una escritora.

—Del prólogo de Alicia Torres.

Su figura ha ido desapareciendo del ámbito literario nacional y del corpus canónico de la generación del 45 y más aun de la literatura fantástica o «rara» uruguaya. La esperanza es que este libro colabore para sacar a María Inés Silva Vila de ese lugar de espectadora que ella afirma tener y pase a ser la protagonista de su propia historia literaria.

—De «Marinés», de Sofía Rosa.

María Inés Silva VilaMaría Inés Silva Vila

(Salto, 1926 – Montevideo, 1991)

Narradora, cronista y crítica de teatro de la generación del 45, junto con Felisberto Hernández se la puede considerar una de las mayores representantes del género fantástico en Uruguay.

Publica su primer libro de cuentos, La mano de nieve, en 1951. Muchos de esos cuentos ya habían sido editados y premiados en revistas como Marcha, Escritura, Asir y Mundo Uruguayo. En 1964 publica el segundo libro, Felicidad y otras tristezas, diez cuentos nuevos más la reedición de los siete primeros. En 1963 había obtenido el Primer Premio Municipal de Narrativa con La playa y otros cuentos, una versión inicial de los relatos de su segundo libro.

Con una inclinación hacia la ironía y el humor, publica en 1969 su primera novela Salto cancán. En 1971 edita su segunda novela, Los rebeldes del 800, una fábula histórica que se reconstruye a través de documentos y crónicas.

Su actividad literaria y cultural se mantiene desde la publicación de sus primeros cuentos; es convocada a participar en importantes antologías como Aquí. Cien años de raros (1966) organizada por Ángel Rama y continúa publicando en revistas y diarios como Marcha, Época, La mañana y Clarín en Argentina.

Durante la década del 70 se dedica a la crítica teatral en el diario Ya con una reseña cada semana. En 1976 participa del proyecto editorial El Club del Libro con traducciones directas, adaptaciones y recopilaciones de clásicos universales y latinoamericanos. En 1985 publica en el semanario Jaque las crónicas y testimonios como integrante de la generación del 45. Editorial Fin de Siglo reúne estas columnas de forma póstuma y la publica en 1993 con el título Cuarenta y cinco por uno.

Wordpress Themes - Wordpress Video Themes - Wordpress Travel Themes - WordPress Restaurant Themes