Zelmar Michelini; militares antigolpistas

Más pasado reciente

Una amplia biografía del político uruguayo, y la historia de aquellos militares que no apoyaron el Golpe de Estado de 1973.

Alfredo Alzugarat04 ago 2017

Desde la caída de la dictadura uruguaya en adelante, y más desde 1996 o 97, años en que la lucha por los derechos humanos y el rescate de la memoria en el pasado reciente comienza a concitar una atención cada vez mayor, han aparecido decenas de libros testimoniales y biográficos que intentan cubrir ese período desde los más variados ángulos. Publicado por primera vez en 1986, reeditado y ampliado en 2003, Asesinato de estado. ¿Quién mató a Michelini y Gutiérrez Ruiz?, de Claudio Trobo, fue el primer libro sobre el exilio y los sucesos en torno al asesinato en Buenos Aires de los dos legisladores uruguayos. En 1987 con Ni muerte ni derrota, César di Candia aportó una cercanía entrañable con la figura de Zelmar. El libro se reeditó en 2006.

Sin desmerecer en absoluto esos dos magníficos antecedentes, faltaba una biografía “en verdad, completa”, al decir de Gerardo Caetano en la introducción, que no fuera ni relato celebratorio ni historia oficial, nutrida de las más diversas fuentes y de abundantes testimonios. Lo valioso y ejemplar que significó Zelmar Michelini en la lucha contra la dictadura así lo requería. Ahora Mauricio Rodríguez, con su libro Zelmar Michelini. Su vida. La voz de todos, ha saldado esa deuda con notable solvencia.

TODAS LAS FUENTES.

“Debe haber sido el uruguayo más solidario que he conocido jamás”, afirmó alguna vez Mario Benedetti. Su bonhomía, su generosidad, su entrega militante y su enorme capacidad de trabajo, son los rasgos de Zelmar que más se ponen de relieve e iluminan su figura en esta pormenorizada biografía. De su lectura se sale consciente de haber conocido a un gigante que tal vez tarde mucho el Uruguay en volver a encontrar. La niñez promisoria, la visita a Rivera a los 20 años cuando descubre el país profundo y una realidad soterrada por el bienestar batllista, sus comienzos en el gremio bancario y “el deslumbramiento mutuo” cuando conoce a Luis Batlle, el intento de autocrítica tras la derrota de 1962 y la ruptura con el viejo líder colorado, la gestación de la 99, el periódico Hechos, el acercamiento a Gestido y su postulación a presidente en 1966 con una campaña electoral de solo dos meses, el Michelini diputado y luego ministro de Industria, conforman una primera parte de la obra que se torna atrapante a partir de la creación del Frente Amplio y aún más con los avatares en torno al golpe de estado de 1973, el exilio en Buenos Aires, su participación en el Tribunal Bertrand Russell en Roma (1974) y el trágico final.

Admirador de Domingo Arena y de Robert Kennedy, inspirado en lo mejor de la tradición batllista en el sentido socializante con que la interpretara Julio César Grauert, dotado de una honestidad y pureza de concepción desde cualquier tribuna de su accionar político, Michelini encarna un tiempo y un ideal que pugna por sobrevivir en la peor de las horas, cuando se impone la barbarie y el terror. Incansable a la hora de denunciar la tortura y la violación a los derechos humanos, su acercamiento en la vecina orilla a la figura del líder blanco Wilson Ferreira Aldunate generó una expectativa de enorme arraigo popular que el enemigo decidió no tolerar.

Para narrar una trayectoria tan intensa y de las más variadas repercusiones, Mauricio Rodríguez ha recurrido a todas las fuentes posibles, única manera de construir una base biográfica bien sólida. Devora al libro de di Candia pero también se interna en la prensa de la época, en numerosas entrevistas a quienes lo conocieron, en diarios familiares y hasta en los registros de los archivos de las fuerzas represoras durante la dictadura. El asedio es hecho con rigor, apelando a la mayor exhaustividad, y quizá lo único reprochable es su intención de ir más allá de la figura pública perdiéndose a veces en el espacio privado y en datos mínimos o poco relevantes de carácter puramente anecdótico. Existe en Rodríguez una firme convicción de que nada puede ignorarse, de que todo conocimiento es útil y debe comunicarse, de que la biografía además de documentada debe ser total. A partir de los años duros, de 1971 en adelante, crece la figura de su protagonista y al compás, crece también la atracción que provoca el libro. Las últimas trescientas páginas se leen de un tirón.

MILITARES CONTRA MILITARES.

Si la ausencia de una biografía exhaustiva de Zelmar Michelini resultaba una carencia, otro vacío necesario de abordar era el registro de la oposición en el seno de las propias Fuerzas Armadas al golpe de estado de 1973. Porque nada es simple y monolítico, por más que así se lo recuerde a veces. Esta es una verdad que se vuelve indiscutible a partir de Los militares antigolpistas. Una opción ética de Miguel Aguirre Bayley, autor de libros documentales sobre el Frente Amplio.

Además de los militares fundadores del Frente Amplio como Seregni, Licandro, Zufriategui, Baliñas, “unos trescientos cincuenta militares entre ellos más de sesenta oficiales e integrantes del personal subalterno de las Fuerzas Armadas fueron condenados por motivos políticos. Más de un centenar estuvieron presos en condiciones inhumanas”, se afirma en la obra, repudiados como traidores y condenados a un largo número de años. La cifra aumenta si se tiene en cuenta a los exiliados, los que pasaron a situación de reforma o fueron dados de baja. Entre ellos hay figuras emblemáticas como Óscar Lebel, o que han ejercido cargos públicos como Jaime Igorra, Luis Lazo, Uruguay Brum Canet. Todos se inspiraron en principios artiguistas y optaron por resistir y defender la constitución de acuerdo a sus ideales, haciendo honor a la tradición democrática del país. Algunos, como los generales Pedro Aguerre y Pedro Montañez, se organizaron en torno a la llamada Corriente 1815, fundada en 1964 para contrarrestar a sectores de las Fuerzas Armadas afines a la doctrina de la Seguridad Nacional. Sus testimonios van descubriendo una realidad interna poco conocida, que afloró con especial relieve en los sucesos de febrero de 1973. Los listados de personas y la información que se aporta es lo más preciado del libro.

ZELMAR MICHELINI. Su vida. La voz de todos, de Mauricio Rodríguez. Fin de Siglo, 2016. Montevideo, 573 págs.

LOS MILITARES ANTIGOLPISTAS. Una opción ética. Testimonios, de Miguel Aguirre Bayley. Banda Oriental, 2016. Montevideo, 191 págs.


FUENTE: http://www.elpais.com.uy/cultural/mas-pasado-reciente-zelmar-michelini-militares-antigolpistas.html

Wordpress Themes - Wordpress Video Themes - Wordpress Travel Themes - WordPress Restaurant Themes