Por David Bogacz
Más o menos a los 16 años leí mi primer libro de Ray Bradbury, El hombre ilustrado. Quedé fascinado. Desde ese día es el escritor que más quiero.
A fines de 1975, mis padres me regalaron catorce de sus libros en inglés. Sin embargo, yo quería conseguir su primer libro, Dark carnival, no traducido y fuera de imprenta. Con la inocencia de un adolescente, se me ocurrió escribirle para pedirle una copia. Por supuesto no conocía su dirección, así que se la dirigí a Ray Bradbury (writer). Los Angeles, California. Con no demasiadas esperanzas, puse la carta en el correo (no eran tiempos de emails).¡Y me contestó! Me aconsejaba comprar El país de octubre, en el que figuraban, entre otros, quince cuentos de Dark carnival y me deseaba un feliz 1976. La correspondencia continuó, incluyendo el regalo de Cuentos de amor de locura, y de muerte de Quiroga.
Todos sabemos que 1976 fue un año muy duro para Uruguay. A mediados de ese año, la dictadura se llevó presa a una de mis más grandes amigas, que militaba en la U.J.C. Con la impotencia de no poder hacer nada por ella, se me ocurrió pedirle a Bradbury si le podía escribir unas palabras. Le expliqué que estaba presa, sin decirle los motivos, le dije su edad y que era gran admiradora de su obra. Lo que le pedí concretamente fue que le dijera lo que le diría a una muchacha en esa situación.
Pasaron unas semanas y me llegó un sobre repleto de sellos. Adentro había un libro con la tapa doblada. En su primera hoja estaba escrito “For Evana Tost with good wishes from Ray Bradbury”. El libro traía dos ensayos, Zen and the art of writing y The joy of writing, que eran consejos para alguien que quisiera empezar a escribir… Si se pensaba en como estaba mi amiga, se adaptaba perfectamente a su situación. La nota de agradecimiento de Evana, con la explicación de qué quería decir ese cartel “censurado”, le llegó a Bradbury, así como, años después, la novedad de la libertad de Evana, su casamiento y el nacimiento de un hijo.
En estos días, con justicia, se ha hablado mucho de la calidad literaria de Bradbury. Quería dar una muestra de su calidad humana. Gracias por la oportunidad.

1 comentario
  1. Gabriela Severino
    Gabriela Severino Dice:

    Muy buen artículo…Recuerdo el dolor que sentías por Evana….Epocas agridulces de dolor y lucha…Me alegra que finalmente Evana reconstruyera su vida..Ray Bradbury ,un escritor excelente y no menor su calidad humana.
    Un abrazo por el recuerdo!!

Los comentarios están desactivados.