Ahora podés descargar el ebook con los 17 mejores cuentos (de más de 300) que participaron del «Concurso Cuentos de las tierras olvidadas“.

Para descargarlo solo tenés que poner tu mail y hacer click en «Enviar»
[gravityform id=”8″ name=”Caldero de historias” title=”false” description=”false” ajax=”true”]

 


También podés descargar el Ebook enviando un tweet o compartiendo esta página en Facebook:

[l2g name=”Caldero de historias – DESCARGAR” id=”8842″]


Te dejamos algunos adelantos:

Érase una vez una niña muy pequeña que vivía tranquilamente con su padre y madre en una casa lejos de la ciudad. Una noche de luna llena un hombre lobo atacó a su familia. Su padre salió ileso, pero desafortunadamente su madre falleció. La niña fue herida, el feroz monstruo le había arañado un brazo con sus garras. Con el tiempo descubrió que en cada luna llena, exactamente a medianoche, se convertía en una bestia de uñas fuertes como el acero, pelo oscuro como la noche y ojos inyectados en sangre…

Un día iba yo, el lobo, caminando y vi una casita de paja, como estaba resfriado le fui a pedir un pañuelo a su dueño, pero entonces me vinieron muchas ganas de estornudar…

En Inglaterra, donde los dragones, pájaros y animales que hablan y gente bañada en bondad no son más que mitos, había un reino. En ese reino vivían una reina muy linda y soñadora y un rey bastante bobo…

Gerardo era un adolescente de diecisiete años. Le encantaba hacer grafitis y todos los días confeccionaba uno. Las calles eran sus museos y las paredes sus lienzos. Se caracterizaba por tener muy malos modos y por ser muy amargo. A pesar de lo orgulloso que estaba de sus obras, no tenía nadie con quien compartirlas…

En un lugar muy muy lejano, hace mucho mucho tiempo, había una chica que andaba siempre con su caperuza azul, ella era muy buena y en la escuela le decían «Caperucita Tecno» porque su madre era quien diseñaba los juegos de mejor calidad y con mejores gráficos del reino…