Libro reconstruye trama entre el fútbol y caso de prostitución vip

Investigación periodística apunta al contratista Bentancur como “cabeza” de red

El mánager de modelos argentino Leandro Santos y el contratista de fútbol radicado en Uruguay Pablo Bentancur “son, a juicio de los investigadores, las verdaderas cabezas de la organización de la prostitución vip desbaratada en febrero de 2012”, asegura el periodista Javier Benech en su libro Sueños rotos. La trama oculta del modelaje, el fútbol y la televisión. Benech destaca que la Justicia investiga la presunta participación de Bentancur en “una red de trata de blancas con destino a Italia”.
La investigación periodística de Benech, encargado de la cobertura judicial del semanario Búsqueda, reconstruye la Operación Blanca, por la que fueron procesadas tres personas, entre ellos, José Miguel Acosta, a quien el periodista define como un “morocho flaco, vestido con harapos y de mal olor”. Acosta admitió que llevó a las modelos a Buenos Aires y las intercambiaba con Santos.
“Acosta era socio del mánager de modelos argentino Leandro Santos, quien tiene un estrecho vínculo con la productora Ideas del Sur, propiedad del conductor y empresario Marcelo Tinelli. Acosta también tenía un vínculo comercial con el contratista de algunos jugadores de fútbol uruguayos más importantes de la actualidad, Pablo Bentancur”, escribe Benech. El libro devela la identidad de algunos clientes y víctimas famosos de la red de prostitución.
Escuchas telefónicas, solicitadas por la jueza de Crimen Organizado, Graciela Gatti, y los testimonios de algunos de los implicados son textualmente citados en el libro.
En una conversación telefónica con Acosta, Bentancur dice: “La morocha es más fácil para ligarla. Traeme la morocha (…) mañana te juntás a primera hora y le decís clarito: ‘Mirá, lo que hay es esto, dos lucas, mil ahora y mil al llegar allá, ¿ta?’”. Luego agrega: “Dos lucas y ta (…) Decile: ‘Te va a presentar una agencia, hay una carta de invitación de una agencia italiana”.
Bentancur negó su participación en la red de prostitución vip y alegó que cuando se refería a pagarle “dos lucas” aludía al “pasaje” a Italia, país donde opera como contratista. Según Bentancur, las mujeres lo persiguen porque quieren llegar a los futbolistas. Es representante de Santiago “Tanque” Silva y Nicolás López, entre otros jugadores.
El empresario dijo que se dedicaba a “inventar noviazgos” entre modelos o vedettes y jugadores. En ese sentido declaró ante la jueza que conoció a Xoana González, quien participó del programa Soñando por bailar: “Ella vino, me conoció, no pasó nada conmigo, no le presenté ningún futbolista y a los tres meses fue conocida como la novia de (Leonel) Messi”. “Si luego pasó algo (entre él y las mujeres) fue porque (ellas) quisieron”, agregó.
“Las respuestas de Bentancur no dejaron conforme a la fiscal (Mónica) Ferrero, que estudia la posibilidad de citarlo nuevamente para que aclare algunos puntos que considera que aún están oscuros en su declaración”, afirma el libro.
La jueza Gatti destacó: “La investigación debe seguir y profundizarse. Los procedimientos fueron apenas unos pocos hechos detectados, pero entiendo que hay más para analizar e investigar a fondo”.
Luego de que Gatti ascendió a un tribunal el caso está en manos del juez Néstor Valetti.

FUENTE: El Observador