La dueña del más famoso prostíbulo del este uruguayo, Naná, cuenta descaradamente, pero con estilo, cómo llegó a ser la prostituta más perfecta. Es una historia negra y vital, que descoloca a los prejuiciosos. Siempre la visión de las vísceras de la vida provoca vahídos. Es una invitación a viajar al infierno. Nueva edición en pequeño Tamaño de nuestro primer éxito editorial del año 1991.