“Banana Republic. Cómo la política empantanó el puerto de Montevideo”. El puerto de Montevideo es la llave de nuestro comercio exterior y también una opción válida para concentrar el tráfico de la región. Esto, pese a que el sistema político, por intereses espurios, puso trabas a su desarrollo luego que la ley de puertos de 1992 diera las herramientas para transformarlo. Hasta 2001 se impidió de hecho la concesión de su terminal de contenedores y desde entonces se tolera el incumplimiento del contrato y no se controlan sorprendentes balances contables del concesionario. Recién en abril de 2007 comienzan, se anunció con fuegos artificiales, las obras imprescindibles para ampliar dicha terminal, clave de la transformación de todo el puerto. En este proceso los mecanismos de funcionamiento y control estatal fallaron, fueron burlados o callados por escándalos, y la primacía de intereses políticos subalternos se sumó a la apetencia empresaria, todo a costa del cambio imprescindible que el desarrollo reclama.¿Por qué estamos por ampliar la Terminal de contenedores del puerto de Montevideo desde hace una generación? ¿Por qué esa obra es clave para la posición regional del Uruguay? ¿Cómo hicieron los partidos políticos para frenar los mejores criterios técnicos del Estado y por qué? ¿Cómo fue realmente el diálogo entre Bluth y el representante de la naviera Maersk con las cartas de la licitación sobre la mesa? ¿Para qué sirvió el escándalo premeditado del pedido de coima de Ovalle, que de antemano se sabía no tendría resultados judiciales? ¿Cuál es la diferencia entre lo que se propuso, hizo y logró la Comisión Investigadora parlamentaria formada entonces? ¿Por qué una decisión crucial para el país estuvo encajonada en el Ministerio de Transporte por ocho meses? ¿Por qué se usó al Tribunal de cuentas para forzar una decisión que no le compete tomar? ¿Por qué el Parlamento se dejó usar por el lobby empresarial? ¿Fue una buena solución el remate de la Terminal de contenedores en 2001? ¿Por qué no tenemos hoy un puerto que domine el tráfico regional cuando estaban dadas las condiciones para lograrlo?¿Cuánto dañó y cuánto le costó al comercio exterior uruguayo el formidable retraso de la obra de infraestructura en el puerto, necesaria desde los 80? ¿Cómo fue que los partidos políticos perdieron credibilidad a raíz de este proceso? ¿Qué hacía Astori del lado de Zerbino en una negociación del concesionario de la Terminal con la ANP?¿Por qué el concesionario muestra pérdidas y no cumple con sus compromisos?¿Cómo cuidaba la ANP, como integrante de la empresa mixta TCP, los intereses del Estado?¿Qué es lo que el actual gobierno decidió poner bajo la alfombra para intentar sacar la obra adelante?

Nº de páginas: 296 / Editado en: 2007 / Tamaño: 16X21 / Peso: 450 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9789974493834

comprar este libro