Burgueño fue un caudillo que supo manejar con sagacidad las voluntades ajenas un hacedor dotado de inteligencia natural, rápido y creativo. Sin ser “doctor” fue dos veces Intendente de Maldonado, y provocó una adhesión popular extraordinaria: su presencia opacaba a las primeras figuras nacionales cuando aparecía en público e su departamento. Hoy, se oye sobre él: “Le gustaba saber todo lo que pasaba en su departamento”, “Creó un personaje de pueblo que resultó ser él mismo”, “Tu, Alba, le mostraste el camino… él le agregó los condimentos propios”, “Nunca supo separar a los zalameros de los bien inspirados… creando in sistema que al final lo perdió”. Alba Silva segunda esposa, no escribe el presumible panegírico, por el contrario lo muestra en el proceso que lo lleva a la cúspide y a la decadencia, muestra con mesura y pudor sus prejuicios, sus amores, sus fortalezas y… sus debilidades. Alba es maestra, fue profesora de filosofía en el liceo y en el Instituto de Formación Docente de Maldonado; a partir de su segundo matrimonio con quien sería el principal dirigente blanco de la zona, estuvo siempre dispuesta a escuchar, a tender puentes entre las necesidades y quien ejercía el poder, también a disfrutar, a sufrir ay a ser postergada. El espíritu docente de Alba predomina en la textura de un libro bien escrito, sin odios, sin ajustes de cuenta. Un libro para cerrar una etapa importante de su vida.

Nº de páginas: 156 / Editado en: 2003 / Tamaño: 22X15 cm / Peso: 350 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9974493129

comprar este libro