Ímpetu. Este concepto describe la actitud de Mónica Bottero frente a la vida. El mundo para ella no es un frío objeto de reflexión. Es un conjunto de retos, promesas de aventuras, de saltos existenciales, agitado, de injusticias flagrantes, de estimulantes ejemplos, colorido y sonorizado al extremo, es más catarata que largo manso, es el ruedo de infinitas batallas y el escenario de la fiesta de vivir. Y lo que ahora escribe refleja eso. Estas páginas no son de periodismo imparcial, preocupado de acercarse por diferentes caminos a la inasible verdad; el rigor y la frialdad necesarias para informar es la otra faceta de su extensa carrera de periodista que aquí no está. Aquí está el ímpetu, la pasión. El vértigo de lidiar semanalmente con la sorprendente revista galería -que testimonia nuestra feria de vanidades pero también nos da una visión desprejuiciada de la vida y la cultura- juega a favor del lector. En cada editorial suyo que se recoge en este libro, Bottero se expone sin maquillaje: su feminismo fervoroso pero no institucional, su confesa debilidad por el mundo glamoroso de la moda y la belleza exterior, sus fervorosas campañas para prevenir el cáncer de mama, su espléndido instinto maternal, su guerra declarada a todos los clichés y prejuicios, su capacidad de observar los hechos cotidianos desnudándoles perfiles desconocidos, su sensibilidad por los rezagados en la vida. Todo está dicho con ironía, con ternura, a veces con rabia, siempre con una mirada de mujer, siempre estimulando a los que hacen. Parafraseando al más famoso filósofo alemán: los periodistas no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo. Y ella lo intenta hacer; lo hace a su manera, seguramente sin proponérselo y sin siquiera saberlo. 

Nº de páginas: 184 / Editado en: 2006 / Tamaño: 16X22 / Peso: 300 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9974493641