El mito del Che está espectacularmente establecido en el mundo entero. Su derrota y muerte, las fotografías de su cadáver inmediatamente asociadas al Cristo muerto de Mantegna, hicieron crecer vertiginosamente su poder icónico. Lo quijotesco del emprendimiento prontamente masacrado (menos de 50 hombres en el sudeste boliviano casi desconocido para el grupo, con escasos y hostiles pobladores, con el propósito de comenzar la revolución continental) dio pie a la leyenda y, simultáneamente, al olvido del catastrófico cúmulo de errores tácticos y estratégicos de Guevara. Cuando Jorge Torres en una exhaustiva jornada de 1966, discutía como representante de los tupamaros, con el joven y soberbio Régis Debray sobre el foquismo, no se imaginaba que 40 años después estaría elaborando un breve y fuerte ensayo que toma el diario del Che en Bolivia como pieza clave para fundamentar la misma idea de aquel entonces: una élite intelectual sin respaldo social no hace una revolución.¿Cuánto hay de verdad en las apologías que sostienen la leyenda del Che? ¿Cuánto de lo que se dice o se cree sobre él, tiene un soporte constatable en su propia aventura de comandante guerrillero? Dar respuesta a esas interrogantes es lo que se ha propuesto Jorge Torres, al despojar a Guevara de su boina de comandante, de su fraseología revolucionaria y de un martirologio que no logra ocultar las concepciones que conducían, de un modo predecible e inevitable, hacia un fracaso rotundo.

Nº de páginas: 180 / Editado en: 2007 / Tamaño: 16X22 / Peso: 310 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9789974493988

comprar este libro