Cuando apenas tenía diez años, el autor comenzó a apuntar fanáticamente todas las películas que veía y se convirtió simultáneamente en un atento espectador de cine, madurando a través del tiempo pero conservando siempre el cariño por aquellos títulos iniciales que contribuyeron a su formación. Esa memoria acumulada, fomentada por cuadernos llenos de anotaciones, es la que se vuelca en estas páginas con la intención de comunicar cómo era que un aficionado llegaba a colmar su entusiasmo en aquellos tiempos en que el cine era la principal atracción de los sábados de noche y de las tardes dominicales de matinée. Luego llegaría la época de los cineclubes, con aquella intensa actividad cultural que contribuía a cultivar una incipiente erudición transformada en auténtica pasión. Ese panorama sobre los años ’50 y ’60, observados con afecto y humor no exento de una mirada aguda y nada complaciente, es el que se vuelca en estas páginas donde junto a muchos títulos de películas famosas y de la gente que las hizo, se describen los sabrosos detalles de una época recordada con nostalgia por quienes tuvieron la suerte de vivirla y saben que nunca volverá. Y para quienes no la vivieron, este libro resultará también una experiencia muy ilustrativa, a la vez que una referencia ineludible para comprender lo que significó todo aquello.

Nº de páginas: 318 / Editado en: 2008 / Tamaño: 16X22 / Peso: 520 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9789974494145

comprar este libro