Wladimir Turiansky nos acerca, en clave autobiográfica, intensas experiencias de vida enmarcadas en la historia uruguaya y del mundo durante el siglo XX. Su caleidoscópica identidad integra al dirigente del Partido Comunista, al militante sindical, al preso político, al ingeniero, al trashumante y también al esposo, padre y abuelo que afloran en la calidez de su estilo. El lector se interesa enseguida por las peripecias de este hombre signado por el compromiso irrenunciable con sus ideales y por la capacidad de disfrutar la fraternidad de sus compañeros y el amor de su familia.