Un abogado desilusionado con la Justicia decide abandonarlo todo y dedicarse a una bizarra forma de arte. El profesor Lombroso intenta probar sus teorías acerca del temperamento criminal mediante el cráneo de un famoso delincuente. Un “ángel de la guarda” un tanto atípico ayuda a los noveles abogados a dar sus primeros pasos en la profesión. La aparente devoción de un joven docente hacia el catedrático de la materia podría obedecer a razones más oscuras que la afinidad intelectual o la gratitud. A través de estos quince relatos, que conjugan una profunda capacidad de observación con inesperadas incursiones en la fantasía, Laura Chalar realiza un lúcido e irónico retrato del entorno montevideano contemporáneo. Por sus páginas desfilan no sólo abogados y clientes sino también profesores, estudiantes, jueces y –en general– todos los participantes, voluntarios y no tanto, de esa compleja maquinaria social que es el mundo del Derecho. Hombres y mujeres modernos, a veces atormentados y en ocasiones atrapados en un precario punto de equilibrio entre sus ideales y la realidad. Los cuentos de este libro no se limitan a mostrar las distintas facetas (desde las más nobles hasta las más sórdidas) de una profesión tan antigua como vigente: la abogacía, en ellos, funciona como un pretexto para capturar, y mostrar sin compromisos, imágenes del lugar y del momento que habitamos.

Nº de páginas: 192 / Editado en: 2007 / Tamaño: 16X22 / Peso: 330 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9789974493872

comprar este libro