«“Como el Uruguay no hay” es una expresión acuñada en la primera mitad del siglo pasado, que luego de 60 años de estancamiento y pauperización mantenemos vigente, impidiéndonos ver nuestras principales limitaciones.

Mientras otras sociedades miran hacia adelante cuando construyen sus sueños, los uruguayos hemos preferido mirar hacia atrás, tomar las muchas cosas buenas de esa primera mitad del siglo pasado, que terminó coronándonos campeones del mundo en fútbol en cuatro oportunidades, para construir nuestro sueño, porque no vamos a permitir que solo exista el sueño norteamericano, también existe el sueño uruguayo: volver al pasado.

Ello nos llevó a construirnos una mitología —parte esencial de todo sueño— que preservamos contra cualquier realidad y si esta no coincide con nuestro sueño, será que la realidad está equivocada. La garra charrúa, la gauchada, el pobrismo, el igualitarismo, el Uruguay Natural, el latinoamericanismo y otros más.

El Uruguay que conservamos en nuestro imaginario colectivo es el de una sociedad hiperintegrada, centralizada, dirigista y previsible. Sin embargo, hoy tenemos que comenzar a pensar y mirar a nuestra sociedad de forma diferente. La vieja idea de sociedad como un conjunto natural integrado en torno a una cultura, un modo de producción y un conjunto de funciones está dejando paso a una idea de sociedad más compleja, multidimensional, desarticulada e integrada por conjuntos heterogéneos, con intereses diversos y muchas veces en conflicto. La descomposición de la sociedad del salario, el fin del Estado benefactor, la crisis de la centralidad y de la autoridad, la crisis de las instituciones, el fin de los movimientos sociales, entre otras cosas.»

Con estas palabras Juan Carlos Doyenart abre este ensayo polémico, en el que presenta una serie de reflexiones sobre el Uruguay actual y el del pasado, sobre cómo creemos que somos los uruguayos y cómo somos realmente, basándose en resultados de encuestas y datos estadísticos para presentar algunos de nuestros problemas y, por qué no, nuestras potencialidades. De esta forma intenta ayudarnos a reflexionar sobre los cambios ocurridos en la sociedad uruguaya y a pensar en nuestro futuro.

Juan Carlos Doyenart nació en Montevideo en noviembre de 1950, con los ecos frescos de la gesta de Maracaná. Es un conocido analista político de nuestro medio, director de la consultora Interconsult. Sus opiniones sobre la sociedad uruguaya se han caracterizado por ser agudas y controvertidas. Ha publicado dos libros, El Uruguay entre dos siglos (Fondo de Cultura, 1999) y El problema está en nosotros (Fin de Siglo, 2003), donde analiza nuestra sociedad desde una perspectiva audaz y muy polémica.
Ha ejercido la docencia universitaria como catedrático de la Universidad de la República y de la Universidad ORT. Fue consultor del BID y de otros organismos internacionales, director de Canal 5 (TVEO) y, como periodista, se desempeñó como columnista de El Observador, codirector del quincenario dosmil30 e integrante del Consejo Editorial del semanario Aquí.
También se destacó por su actividad política como dirigente del Partido Demócrata Cristiano, en el FA y en el Nuevo Espacio.
Las encuestas de Interconsult se han publicado en la revista Posdata y en los diarios El País, Últimas Noticias y Crónicas Económicas. Fue integrante de la tertulia del Espectador durante muchos años y asesor en materia de Opinión Pública de la Presidencia de la República en el período 2000-2004.