Horacio Rovira fue educado por sus padres -autores de este libro- en los valores de justicia y solidaridad. Luego él se vinculó al MLN. El 14 de abril, en una acción de represalia de las fuerzas conjuntas, fue asesinado. Tenía 8 años. Carlos y Filomena plasmaron inmediatamente uno de los testimonios más conmovedores de aquella guerra al relatar el episodio con una pasmosa claridad. Fueron premiados por Casa de las Américas por ese trabajo -que constituye el grueso del actual volumen- en 1973. inquietos, angustiados, sin compromisos partidarios, han seguido un largo camino de reflexión, de crítica y autocrítica. Y como fruto de ello, elaboraron en 1992 y en el 2002, ensayos que integran este libro y que reflejan el punto de vista de los que nunca tienen posibilidad de expresarse: la gente común. En ellos, desarrollan profundos cuestionarios éticos a los promotores de la violencia, al manejo del poder por parte de izquierdas y derechas, a la manipulación de los jóvenes, a los medios a través de los cuales se intenta la equidad social. Un libro sincero y conmovedor como sus autores.

Nº de páginas: 214 / Editado en: 2003 / Tamaño: 22X16 cm / Peso: 450 grs./ Editado por: Fin de Siglo / ISBN: 9974493080

1 comentario
  1. Lira Píriz
    Lira Píriz Dice:

    Yo fui compañera en el IAVA de Carlos Horacio Rovira Grieco. Era un muchacho alto, delgado, de ojos claros, hermoso. Viajábamos todos los días en el 60 porque yo también vivía en Malvín, y siempre nos mirábamos, pero creo que cruzamos muy pocas palabras. Cuando me enteré lo que pasó, no lo podía creer, hasta el día de hoy me acuerdo de Carlos Horacio Rovira , que por un ideal, perdió su vida con 18 años.

Los comentarios están desactivados.