Lucas tiene diez años y una supertía genial. La tía Polola es muy diferente a los famosos superhéroes y, sin embargo, a ella también le ocurren cosas extraordinarias. No tiene poderes mágicos, pero puede transformar su vida de todos los días en una aventura. No sale a luchar por la justicia, pero nos asombra y nos hace reír con su alegría despistada y su generosidad hacia todos los que la rodean.

Su sobrino está ocupado tanto en escribir la historia de la singular supertía, como en tratar de comprender algunos secretos que se esconden bajo su tapado de piel sintética, el gorro de lana marrón y los championes verdes satinados con cordones rosados.

Lucas deberá transformarse en el ayudante de su amigo Lucho, casi un detective, para descifrar un enigma vinculado con la tía Polola.

Son varias las anécdotas esta tía especial, y nadie mejor que un sobrino para contarlas.

Sandra Escames

Sandra Escames nació en Montevideo en 1966 y actualmente vive en Ciudad de la Costa con sus dos hijos y su madre.

Es profesora de Literatura egresada del Instituto de Profesores Artigas (IPA) y magíster en Literatura Latinoamericana por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE), trabaja desde hace muchos años en el Liceo Pinar 1 y en el Centro Regional de Profesores (CERP) de Atlántida.

Escribe narrativa, poesía y teatro, géneros por los cuales ha recibido premios y menciones, nacionales e internacionales.

En 2018 le fue otorgado el Florencio de Teatro Infantil y Juvenil al mejor texto de autor nacional por la obra El Yaguarón de la bolsa.

La novela Supertía obtuvo una mención en la categoría infantil y juvenil, en el Concurso Literario Juan Carlos Onetti, edición 2015.