Otra cámara le jugó en contra al ex presidente

Publicado el sábado 8 de junio, 2013

Un sorpresivo y extraño momento incómodo tuvo que vivir un grupo de personas que en la noche del jueves pasado asistió a la presentación del libro “como el Uruguay no había” de Juan Carlos Doyenart.

El episodio de ribetes casi explosivos fue protagonizado por el propio autor del material y por el ex presidente Jorge Batlle. También vivieron su momento incómodo, el ex presidente Luis Alberto Lacalle y el ex ministro de Turismo Héctor Lescano; personalidades que además compartían la mesa en la que se presentó la obra.

“Usted dijo cosas que yo no dije” disparó en voz alta Jorge Batlle a Doyenart y golpeando la mesa, molesto por el rol que el escritor le había concedido en la historia reciente al también ex presidente Tabaré Vázquez cuando, en el año 2002 y en plena crisis económica, el entonces candidato del Frente Amplio junto a los otros líderes de los partidos políticos buscaban las mejores fórmulas para salir de la situación en la que se había sumergido el país.

Visiblemente molesto, tanto como cuando le retrucaba a un periodista argentino que el Uruguay no se asimilaba a la Argentina, sin saber que estaba siendo registrado en una cámara secretamente encendida, aseguró que, mirando a Doyenart “usted dijo cosas que yo no dije. Dijo que Vázquez había apoyado la solución a la deuda y eso es mentira. Fue Astori que se la jugó solo mientras que Vázquez, en momentos que estábamos haciendo el canje (de la deuda) dijo que teníamos que dar default al igual que Argentina”, relatò Batlle sin perder su incomodidad, y le propuso al escritor: “así que termínela Doyenart, termínela”.

“Me voy a permitir terminar cuando yo quiera”, le respondió el aludido Doyenart. “Y entonces yo me voy a permitir seguir cuando yo quiera. Siga usted que yo interrumpiré” retrucó el último presidente colorado, casi sin respirar.

“Nunca los gritos hicieron callar a Juan Carlos Doyenart” murmuró el autor del libro hablando en tercera persona y, sin tiempo para pestañar, Batlle sentenció: “yo no grito, hablo en voz alta y si usted quiere gritar, grite tranquilo.

Jorge Batlle se autodefinió como “el que le ganó a Tabaré Vázquez” y, antes de encender la polémica, reconstruyó lo que fueron los últimos tiempos de su mandato. “Si yo en los últimos tres meses de mi gobierno hubiera hecho carnaval electoral, el Frente Amplio perdía y como no lo hice, perdí por el hocico, dicho en términos burreros”.

“Y si la elección hubiera sido en noviembre del año anterior el FA sacaba por encima de un 60%, y si las elecciones hubieran sido en noviembre del 2005, el presidente hubiera sido el doctor Jorge Larrañaga”.


FUENTE: La República