El choque de los continentes

El choque de los continentes

El duelo entre Europa y América del Sur en los mundiales nació con la misma Copa y goza de buena salud, 84 años más tarde. A la vista está el contrapunto de estilos, pero detrás hay una batalla política que también comenzó en el Mundial de 1930.
En aquella ocasión, los europeos no querían venir a Montevideo y solo la intervención del entonces presidente de la FIFA, el francés Jules Rimet, logró que participaran Francia, Rumania, Bélgica y Yugoslavia. Después hubo una suerte de consenso en alternar las sedes de un lado y otro del Atlántico, pero fue el propio Rimet quien lo ignoró cuando le atribuyó la sede de 1938 a su país, cuando le correspondía a América.
Hasta 1974, la FIFA fue un organismo eurocéntrico y los equipos sudamericanos lo sufrieron. Una de las banderas del brasileño João Havelange, en su campaña para llegar a la presidencia de la FIFA, fue justamente abrir el juego a todos los continentes (después vinieron la lluvia de millones y la corrupción). 
Cada cuatro años, europeos y sudamericanos juegan por un trofeo innominado, en el cual tratan de llevar a sus seleccionados lo más lejos posible. En América, siempre ganaron los americanos; en Europa predominan los europeos, aunque Brasil les arrebató el Mundial de Suecia, único caso de un título como “visitante”. Hay muchas razones ambientales y hasta de tradición para que eso se haya mantenido hasta hoy.
La batalla también alcanza las plazas en los mundiales. En los tiempos recientes Europa tuvo que ceder algunos lugares a África y Asia. Estos reclaman más lugares y siempre están en cuestión los de América del Sur. En Brasil 2014 hubo seis: el local, los clasificados en forma directa (Argentina, Colombia, Chile y Ecuador) y el que lo logró en repechaje intercontinental (Uruguay). Es una puerta provisoria, que puede entrecerrarse en cualquier momento, pese a que en la cancha defienden ese “privilegio”: de los seis, cinco pasaron a octavos de final y  tres a cuartos (y no hay más porque Colombia eliminó a Uruguay y Brasil a Chile). En este tema, el duelo se registra en los escritorios de la FIFA.