¿Renovar o continuar? por Luis Prats

¿Renovar o continuar?

Tal vez sea muy pronto para iniciar el debate, teniendo en cuenta que al Mundial de Brasil le queda más de una semana de vida. Pero en algún momento habrá que discutirlo: ¿renovación o no en la Selección?
Siempre es bueno cambiar, abrir las ventanas para que entre aire nuevo, pero lo logrado por las selecciones de Oscar Tabárez entre 2008 y 2014 fue demasiado importante como para dejarlo de lado de un día para otro. Tanto en los resultados como en los procedimientos.
Un equipo celeste totalmente nuevo no sería deseable, ni tampoco posible. Primero, porque la experiencia internacional de muchos de sus actuales integrantes es muy valiosa. Segundo, porque no abundan los jugadores uruguayos con condiciones para la alta competencia. Tercero, porque los juveniles que tanto se destacaron en los últimos torneos de sus categorías sufren una evolución complicada: muchos ya fueron vendidos al exterior pero juegan poco o nada en sus clubes, lo que los puede frenar en su desarrollo deportivo. 
Tampoco se puede echar por la borda la organización de los seleccionados que armó Tabárez, ni su experiencia mundialista. El técnico aprendió mucho de la campaña en Italia 90 y lo aplicó en Sudáfrica 2010. Un Mundial es algo demasiado grande y que nos ocurre solo cada tanto, por lo cual cuesta caro empezar de cero cada vez.
Mucho tememos, sin embargo, que este debate sea estéril. Nadie sabe quién presidirá la AUF a corto plazo. Nadie sabe cuáles serán los recursos económicos disponibles. Si nadie puede aventurar qué pasará con el fútbol uruguayo en tres meses, preguntarnos qué hacer para el Mundial 2018 suena a discutir sobre cómo decoraremos nuestro hogar cuando haya que vivir en Marte.